Productores de energía urgen intervención del Presidente para evitar más cierres de plantas

  • Ministro de  Comunicación ofreció hace mes y medio un proyecto de ley para permitir exportación, pero aún no hay ningún avance
  • Mientras tanto, ya hay cuatro plantas desconectadas y otras con amenaza de cierre luego de que el ICE anunciara que no les comprará energía
  • Un estudio de Aresep demostró que energía de productores privados es competitiva

San José, 17 de marzo. La Asociación Costarricense de Productores de Energía (ACOPE) envió una segunda carta al Presidente de la República para solicitarle que intervenga cuanto antes y tome las medidas que permitan evitar el cierre de más plantas eléctricas, debido a que ya pasaron seis semanas desde que se advirtió sobre este serio problema y todavía no hay ningún avance desde Casa Presidencial.

ACOPE dirigió una primera nota al Mandatario Carlos Alvarado el pasado 1° de febrero para exponerle la decisión del ICE de no comprar energía a productores privados, lo cual ya obligó a cerrar cuatro plantas y amenaza con desconectar otras dos este año. Hay 12 empleos directos que ya se perdieron, 45 más en riesgo inminente y otras decenas de puestos de trabajo que desaparecerán si no se actúa a tiempo.

En aquel momento, el Ministro de Comunicación envió un comunicado de prensa anunciando un supuesto proyecto de Ley para que los generadores privados pudieran exportar su energía. Sin embargo, pese a la situación apremiante del sector y el peligro real de que haya más plantas cerradas, no se percibe ningún impulso desde el Gobierno de Alvarado.

ACOPE recordó que, para las plantas desconectadas, han sugerido alternativas como la contratación de la generación que económicamente tiene sentido, o habilitar la opción de exportar la producción de las plantas privadas.  Pero se necesita sentido de urgencia en la construcción de soluciones pues los días pasan y las plantas siguen desconectadas.  A nivel legislativo indicó que ni siquiera es necesario enviar un nuevo proyecto, pues ya existe uno que fue presentado bajo el expediente 21.606, y que habilitaría a los generadores privados a exportar energía.

“Apelamos a su liderazgo y visión global, para no seguir perdiendo tiempo y que se permita que el proyecto de ley sea conocido, si se desea que la exportación se dé directamente, o bien, que instruya al Grupo ICE para que compre la electricidad para que ellos mismos sean quienes exporten, sin tener que recurrir a la Asamblea Legislativa, lo que es también viable”, afirma la nota, que lleva la firma del Presidente de ACOPE, Salomón Lechtman, y el Director Ejecutivo, Mario Alvarado.

“Señor Presidente, después de una recesión tan importante como la que se experimentó en el 2020, los países están promoviendo inversiones y estimulando a las empresas para producir e invertir. Nosotros no esperamos subsidios ni condonaciones de deuda, solo pedimos seguridad jurídica para seguir siendo parte de la historia de éxito de este país y de la descarbonización de la que somos parte desde hace 30 años”, añade el texto.

Un informe de ARESEP demostró que la energía de los generadores privados es competitiva, lo cual debería significar menores precios para el público. Según el estudio, presentado hace solo unos días (25 de febrero), Grupo ICE produce a un promedio de 125 colones por kilovatio hora; las plantas municipales a 80 colones por kWh, y las plantas privadas a solo 49 colones por kWh.

“Por favor, no sigamos sumando días en que perdemos la posibilidad de reabrir las plantas cerradas hace más de 180 días, ni sigamos esperando para redactar el proyecto de ley del que habló el Ministro de Comunicación (que por cierto no conocemos y para el que no hemos sido consultados)”, urgen los productores privados en la nota al Presidente Alvarado.

A continuación el texto completo de la carta enviada al Presidente, Carlos Alvarado.

San José, 17 de marzo del 2021

Señor

Carlos Alvarado Quesada

Presidente de la República

S.O.

Estimado señor Presidente

Reciba un atento saludo de la Asociación Costarricense de Productores de Energía (ACOPE).

El pasado 1 de febrero le enviamos una nota para exponerle un grave problema que atenta contra el desarrollo del sector privado de producción de energía renovable, y contra los objetivos de desarrollo sostenible y metas de descarbonización a los que se ha comprometido su Gobierno.  Se trata de la decisión del ICE de no renovar los contratos de compra de energía con generadores privados al amparo del capítulo 1 de la ley 7200.  Esa decisión conllevó al cierre de cuatro plantas (tres hidroeléctricas y una eólica) y para este año, hay dos más que deberán cerrar las operaciones por la decisión del operador dominante.  Han pasado 45 días de esa primera nota y aún no recibimos respuesta.

Señor Presidente, como ya lo demostró el reciente informe de ARESEP sobre costos de producción de energía por operador, es urgente la necesidad de establecer cambios en la legislación, para aprovechar la capacidad instalada y eficiencia de los generadores privados.  Se reafirma nuestra observación en cuanto a que hay productores privados de energía que producen a un costo menor con respecto a otras plantas del Sector Eléctrico.  Según el estudio los costos promedios de cada grupo son: Grupo ICE: 125 colones por kWh, Municipales: 80 colones por kWh, Cooperativas: 80 colones por kWh, y Generadores Privados: 49 colones por kWh.

Dicho esto señor Presidente, y en vista de la respuesta del señor Ministro de Comunicación el pasado 2 de febrero por medio de un comunicado de prensa, sobre que el Gobierno promoverá que plantas privadas puedan exportar energía, y que se está trabajando en un proyecto de ley para habilitar la exportación de energía de plantas privadas, nos permitimos solicitarle señor Presidente que convoque a conocimiento de los señores y señoras diputados el expediente 21.606 que busca lo mismo.  La época seca es muy importante para la generación de electricidad y para exportarla directamente se requiere modificar el artículo 3 de la Ley que Aprueba el Segundo Protocolo al Tratado Marco del Mercado Eléctrico de América Central, Ley N.°9004, del 22 de noviembre del 2011. 

Apelamos a su liderazgo y visión global, para no seguir perdiendo tiempo y que se permita que el proyecto de ley sea conocido, si se desea que la exportación se dé directamente, o bien, que instruya al Grupo ICE para que compre la electricidad para que ellos mismos sean quienes exporten, sin tener que recurrir a la Asamblea Legislativa, lo que es también viable.

Las plantas Poás I y II son un aprovechamiento hidroeléctrico que está en el Cantón de Poás, y tenía 12 empleados (todos cesados).  Fue desconectada de la red eléctrica el 16 de setiembre del 2020 (hace 182 días).  Por su parte, la empresa PESA (o PESRL) es un aprovechamiento eólico que está en el cantón de Tilarán, y tiene 45 trabajadores (aún a la espera del futuro de la planta).  Fue desconectada de la red eléctrica el 28 de noviembre del 2020 (hace 109 días).

Otras plantas se estarán sumando a esta situación en el 2021 por lo que, bastaría con que el  rector de energía ejerciera su autoridad y emitiera una política pública que permitiera que las exportaciones de energía eléctrica se dé para que los efectos sobre la generación privada sean menos gravosos.

Señor Presidente, después de una recesión tan importante como la que se experimentó en el 2020, los países están promoviendo inversiones y estimulando a las empresas para producir e invertir.  Nosotros no esperamos subsidios ni condonaciones de deuda, solo pedimos seguridad jurídica para seguir siendo parte de la historia de éxito de este país y de la descarbonización de la que somos parte desde hace 30 años, y de la cual nos alegra que ahora se hable de manera tan determinante.  Es hora de ser consecuentes, en particular en momentos donde se anunció el plan piloto de transporte público eléctrico. De avanzar en esta dirección, los costos de la electricidad no solo serán críticos para las empresas sino para cada costarricense que utiliza el transporte público.

Los números nos respaldan.  Somos la opción más eficiente para los consumidores, que por decisiones unilaterales deben pagar costos mayores en momentos donde la competitividad le exige eficiencia.  Costa Rica es y será reconocido como un país visionario y altamente productivo.  Esto nos obliga a tomar decisiones pensando en el consumidor final y no en algunos jugadores nada más.

Siendo así, como empresas privadas, creemos en la competencia y en la urgencia de que el despacho eléctrico atienda primero a la energía más barata, para favorecer al cliente final, en particular cuando la economía necesita estímulos para generar más empleos.

De acuerdo con el informe de costos individuales de las plantas de generación del Sistema Eléctrico Nacional, presentado el pasado 25 de febrero del 2021 [Sector Eléctrico Nacional (SEN): costos por planta de generación pública y privada para el 2019, IN-0021-IE-2021 del 22 de febrero del 2021], la otra planta eólica del Grupo ICE, la PE Valle Central (en operación desde el 2012), presenta un costo unitario de 294,38 colones por kWh, y un factor de planta de 22% para el año 2019.  Mientras tanto PESA (en operación desde 1996), la planta eólica privada desconectada, presenta un costo unitario de 38,79 por kWh y un factor de planta de 54% en el 2019.  PESA es tres veces más antigua, tiene más del doble de factor de planta, y su energía eléctrica cuesta 7,5 veces menos que la PE Valle Central.  Y estos no son promedios simples o ponderados, que se pueden prestar a interpretación.  Estos son los valores individuales de las plantas, que los prestadores de servicios entregan a la ARESEP como parte de su contabilidad regulatoria.

Señor Presidente, de nuevo acudimos a Usted para buscar una opción que nos permita, como empresas formales, seguir operando.  Para ello solo se requiere voluntad política y liderazgo.  Apagar plantas de energía renovable y con precios competitivos, para producir energía de fuentes térmicas o importar energía eléctrica, no solo es contrario a la decisión de su mandato de reactivar la economía, sino de avanzar hacia la descarbonización.

En nuestra carta anterior hemos sugerido alternativas como la contratación de la generación que económicamente tiene sentido, o habilitar la opción de exportar la producción de las plantas privadas con la intermediación del ICE.  Aunque hemos sostenido reuniones con instituciones del sector, no hay un sentido de urgencia en la recontratación de plantas con contrato vencido.  Este es un tema apremiante, en particular en la época de verano, que es donde se puede agregar más valor.

Esperamos confiados en la interposición de sus buenos oficios y su liderazgo para que logremos soluciones que permitan a nuestro sector seguir aportando a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Costa Rica.  Por favor no sigamos sumando días en que perdemos la posibilidad de reabrir las plantas cerradas hace más de 180 días, ni sigamos esperando para redactar el proyecto de ley del que habló el Ministro de Comunicación (que por cierto no conocemos y para el que no hemos sido consultados).  Hay una iniciativa de ley que puede ser convocada para las sesiones extraordinarias en este sentido.   Solo se requiere voluntad, liderazgo y consistencia.

 Aprovechamos la oportunidad para enviarle muestras de nuestra más alta estima y consideración.

Cordialmente,

Ing. Salomón Lechtman PresidenteIng. Mario Alvarado Mora Director Ejecutivo  

Para más información comunicarse con Gustavo Jiménez, 8386 5500.

Comparte