Generadores privados de energía lamentan que el país le esté comprando electricidad al mercado centroamericano durante el invierno

  • Los generadores privados aportan desde hace treinta años energía limpia al sistema, y hoy se reconoce en la reunión preparatoria a la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (PreCOP25). 

San José, 10 de octubre, 2019.  En plena época de invierno, y con plantas privadas que permanecen ociosas, la Asociación Costarricense de Productores de Energía lamenta que nuestro país le esté comprando electricidad al mercado centroamericano.

“La estación lluviosa es el período del año cuando hay más disponibilidad de energía hidroeléctrica del sector privado, y el precio es más bajo. Esta importación se produce en un momento donde hay plantas hidroeléctricas privadas que podrían contribuir con ese suministro”, explicó Salomón Lechtman, Presidente de ACOPE.

En el sector privado mantenemos nuestro compromiso para seguir apoyando al país en el aprovechamiento de la energía limpia.  Hemos desarrollado gran capacidad en la implementación de los proyectos renovables y somos un sector que atrae inversión generando empleo especializado y desarrollo en las comunidades.

Comprar electricidad, por ejemplo a Panamá, ayuda a reactivar la economía panameña, no la costarricense; justo en momentos en que nuestro país necesita vigorizar la generación de empleo y la producción.

Los generadores privados reafirmamos nuestra disposición de seguir aportando al Sistema Eléctrico Nacional la producción de energía, con electricidad proveniente de fuentes 100% renovables y a precios competitivos.

El sector de generación privada confía en el país y le entrega su producción.  Si por algún motivo el ICE desea prescindir parcial o totalmente de la energía renovable del sector privado, es importante que Costa Rica, brindando seguridad jurídica, facilite su colocación de manera que no se pierda esa producción limpia de energía eléctrica, y que nos destaca en el mundo.

Eso no solo ayudará a mantener la producción renovable actual, sino que servirá para atraer futura inversión en el campo de energías limpias.  Ese es un propósito ambiental éticamente correcto y económicamente rentable.

Desde ACOPE, nos mantendremos atentos para responder a las necesidades energéticas del país sin que sea necesario importar un producto esencial que se puede brindar desde Costa Rica.

Comparte